El día de furia de Neymar: perdió una final, le pegó a un hincha y criticó fuerte a sus compañeros

El astro del PSG no pudo consagrarse en la Copa de FRancia tras perder por penales con el Rennes.

El astro brasilero Neymar es el gran apuntado por estas horas ya que tuvo una actitud descalificadora al agredir a un hincha que lo cargó, después de que el PSG perdiera la final de la Copa de Francia ante el Rennes, por penales.

El equipo parisino estaba subiendo al palco para recibir la medalla de subcampeón cuando un fanático del Rennes empezó a increpar a los jugadores. El brasileño, primero lo miró fijo, después lo encaró y finalmente terminó por sacarle el celular y golpearlo.

Tras el incidente, Neymar reconoció su error en redes sociales y se defendió: «¿Si actué mal? Sí. Pero nadie puede quedar indiferente», escribió el brasileño en una publicación de Instagram de un miembro de su entorno en su defensa.

Alex Bernardo, una persona cercana al jugador, publicó en su cuenta de Instagram el video tomado por el espectador agredido, en el que se le escucha insultar a los jugadores parisinos: «íOh Buffon, sucio bufón! íOh Kurzawa, no quiero tu saludo! íOh racista (a Marco Verratti)! íOh aprende a jugar a fútbol (a Neymar)!».

El periódico L’Equipe pudo entrevistar al hincha agredido, Edouard, un repartidor de 28 años de Nantes: «No lo insulté, le dije que no jugaron nada, es el juego, englobando a todo el equipo. Cuando los jugadores llegaron, Verratti, Buffon, les lancé: ‘sois nulos, vamos Rennes!'», se defendió.

Según el periódico deportivo, el fanático consideraría la posibilidad de denunciar a Neymar, y afirmó haber sufrido un corte en el labio y haber sangrado por la nariz, lo que no es visible en los videos.

Contra los compañeros
En el día de furia de Neymar, la agresión al hincha no fue lo único destacado. El astro brasileño, en zona de vestuarios, cargó duro contra parte de sus compañeros a los que le pidió ser más profesionales.

Los principales apuntados fueron los más jóvenes a quienes le pidió escuchar más y hablar menos. «Necesitamos ser más como los hombres en el vestidor, debemos estar más unidos», dijo.

«Veo a muchos jugadores jóvenes, que no están perdidos exactamente, pero les falta más oído que boca. Deben escuchar más de lo que hablan. A veces un hombre más experimentado habla y ellos responden. El entrenador mismo habla y replican. No es así como un equipo llega lejos».

«Tenemos más experiencia, por lo que deben respetarnos un poco más, escuchar un poco más», cerró.

2019-04-29T13:22:10+00:00