Hepatitis C: al menos el 60% de los infectados ignoran que portan el virus

Es una enfermedad que se puede curar en poco tiempo y en más del 98% de los casos. Sumate a la campaña de detección gratuita por todo el país.

La hepatitis C es una infección viral que provoca una inflamación del hígado. Puede ser leve, con pocos o ningún síntoma, o una afección grave que puede causar daños al hígado, cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado. Entre el 75% y el 85% de las personas con hepatitis C desarrollan una infección crónica, destacan expertos de la Fundación Huesped.

La hepatitis C es una enfermedad que se puede curar en poco tiempo y en más del 98% de los casos. El gran desafío consiste en que se estima que en nuestro país portan el virus alrededor de 400 mil argentinos, pero entre 6 ó 7 de cada 10 lo ignoran. En este marco, la Asociación Buena Vida lanza una campaña nacional de detección gratuita que llevará adelante durante 2019. Recorrerán ciudades de varias provincias realizando testeos en hospitales y centros de atención primaria. La primera de las acciones tendrá lugar en centros de salud del Hospital Argerich. De lunes a viernes de 9 a 13, entre el 8 y el 17 de abril, habrá personal capacitado para brindar información, realizar los testeos y orientar sobre los pasos a seguir a aquellos pacientes que den positivo.

Los dos desafíos ante la hepatitis C

“El gran problema de la Hepatitis C en nuestro país está dado por el enorme grado de subdiagnóstico de la enfermedad. Cientos de miles no saben que tienen el virus”, sostuvo Rubén Cantelmi, presidente de Buena Vida.

Si uno porta el virus, pero no lo diagnostica y no se trata, con el tiempo va avanzando el daño sobre el hígado y aumenta el riesgo de desarrollar cirrosis, insuficiencia hepática, cáncer de hígado y necesitar un trasplante. “Por el contrario, una vez que se llega al diagnóstico, en nuestro país contamos con medicamentos que curan a más del 98 por ciento de los pacientes, cualquiera sea el genotipo del virus que presenten, y cada vez en menos tiempo, algunos en solo ocho semanas”, agregó el doctor Guillermo Tsariktsian (MN 92246), Coordinador de Hepatología del Hospital Cosme Argerich y miembro de la asociación Buena Vida.

“Otro gran desafío que tenemos es que vuelvan al médico todos aquellos que alguna vez fueron diagnosticados con el virus, pero que andan por la vida sin preocuparse por la salud de su hígado, porque no tienen ningún síntoma. Sabemos que son muchos y es fundamental que no dejen pasar más tiempo. Hoy se pueden curar y, cuanto antes lo hagan, más chances tendrán de no ver comprometida su salud futura”, remarcó Tsariktsian.

Contagio, diagnóstico y control

Este virus se contagia por sangre contaminada y, fundamentalmente, los contagios sucedieron antes de que el virus fuera identificado en 1992 o antes de que se tomaran todas las medidas adecuadas de esterilización (en centros de donación de sangre, centros médicos, odontológicos, locales de realización de tatuajes o tratamientos de belleza). Hoy es menos frecuente el contagio.

Desde Buena Vida explican que la gran mayoría de las personas se diagnostica por casualidad ante un chequeo de rutina o una donación de sangre para algún familiar. Rara vez pueden identificar en qué contexto contrajeron el virus, porque probablemente todos estuvimos expuestos alguna vez a algún tratamiento de conducto o donamos sangre o fuimos sometidos a alguna cirugía. Compartir jeringas o elementos cortantes de higiene personal también son potenciales vías de contagio.

Síntomas, prevención y tratamiento

La mayoría de las personas no tienen síntomas. En la hepatitis C crónica, éstos pueden tardar hasta 30 años en desarrollarse. Cuando aparecen, suelen ser un signo de que la enfermedad está avanzada. Los síntomas incluyen: falta de apetito, molestias abdominales, náuseas y vómitos y coloración amarillenta de la piel. Una vez que se produce la infección, los análisis tardan entre 2 y 6 meses en detectarlo.

Dado que no existen vacunas para la hepatitis C, las formas de prevención tienen que ver con reducir el riesgo de exposición al virus. Esto incluye usar preservativo en todas las relaciones sexuales, no compartir agujas u otros elementos punzantes o cortantes y exigir el uso de materiales esterilizados para cualquier procedimiento que implique cortes o punciones.

Desde Huesped señalan que la hepatitis C no siempre requiere tratamiento. En algunas personas, el sistema de defensas eliminará la infección espontáneamente. En otras, no llegará a producir daño hepático. Las personas con hepatitis C crónica deben consultar al médico antes de tomar cualquier medicamento con receta o de venta libre y evitar beber alcohol. En caso de necesitar tratamiento, éste puede curar la infección. Esto depende de algunos factores tales como la cepa del virus y el tipo de tratamiento. Actualmente, existen nuevos medicamentos para la hepatitis C eficaces, seguros y bien tolerados por los pacientes. En Argentina, este tratamiento es gratuito para pacientes de alto riesgo que necesitan tratamiento de manera urgente.

La campaña de Buena Vida: controles gratuitos

Buena Vida lleva más de 6 años organizando iniciativas de concientización. Como parte de su misión de contribuir a la concientización y eliminación de la hepatitis C en nuestro país, realizará múltiples jornadas de detección en Ciudad de Buenos Aires, Villa Gesell, Mar del Plata, Mendoza, San Juan, Santa Fe y Córdoba, entre otros puntos del país.

Los testeos gratuitos de la Ciudad de Buenos Aires serán en el Centro Odontológico Boca-Barracas del Hospital Argerich, ubicado en Av. Regimiento de Patricios 1941 del lunes 8 al viernes 12 de abril de 9 a 13. El lunes 15 de abril habrá detecciones en el CeSAC Nº 9 (Irala 1254); el martes será en el CeSAC Nº 41 (Ministro Brin 843) y el miércoles 17 de abril, en el CeSAC Nº 15 (Humberto 1º 470). “En todos los casos, trabajarán codo a codo con el equipo médico correspondiente de cada hospital adonde harán los análisis, para que -tras el diagnóstico- ellos puedan hacer un seguimiento de los pacientes que den positivo y los traten para curarlos lo antes posible”, refirió Claudio Ronchi, bioquímico de Buena Vida, quien estará a cargo de los testeos.

Esperan concretar durante 2019 cerca de 5 mil testeos gratuitos. Por eso, invitan a todos los adultos mayores de 35 años a que se realicen el test de la hepatitis C al menos una vez en la vida. Es un análisis sencillo, rápido y gratuito. Una oportunidad inmejorable es acercándose a los sitios adonde dispondrán de profesionales idóneos para realizar los análisis que brindan resultados en 20 minutos, y asesorarán con información sobre cómo prevenir el contagio de este virus y el camino que hay que recorrer una vez diagnosticado. Más info: Grupo Buena Vida en Facebook o en asociacionbuenavida.com.ar.

  • https://tn.com.ar/salud/lo-ultimo/hepatitis-c-al-menos-el-60-de-los-infectados-ignoran-que-portan-el-virus_953597

2019-04-08T17:00:46+00:00