La guerra comercial entre EEUU y China pone a prueba al peso

El tipo de cambio subió 80 centavos y se ubicó en su mayor nivel en tres meses. El Banco Central salió a intervenir en el mercado a futuro para suavizar el impacto.

La semana previa a las elecciones primarias arrancó con viento de frente desde el plano internacional. Estados Unidos y China decidieron acelerar un poco más su enfrentamiento comercial y pusieron bajo presión a los mercados financieros globales. Eso, en la Argentina, se reflejó en un salto del dólar de 84 centavos. La divisa tocó de esa forma su nivel máximo en tres meses.

El ingrediente que hace las cosas incluso más inestables es la cercanía de las elecciones primarias. Los analistas financieros y economistas creen que, si bien se trata de una interna, el mercado actualmente opera con un resultado anticipado de una buena elección de Alberto Fernández. Y que, a partir de esa base, se sostienen dos premisas.

Si la diferencia con el oficialismo fuera mayor a la esperada (entre 3 y 5 puntos), el impacto negativo en el tipo de cambio, acciones y bonos argentinos podría ser notorio. Por el contrario, una brecha menor daría terreno a un optimismo inversor y, por lo tanto, a mejoras en esas variables.

Este lunes el Banco Popular chino decidió habilitar una devaluación del yuan, con el objetivo de ganar competitividad en el mercado mundial frente a Estados Unidos. Los analistas leyeron esta determinación como una respuesta del gigante asiático a Donald Trump, que a fines de la semana pasada elevó las tarifas para ciertos productos de origen chino.

Para María Castiglioni Cotter, economista de la consultora C&T Asesores, uno de los orígenes del nuevo capítulo de la guerra comercial entre las dos principales economías del mundo «tiene que ver con que China viene creciendo menos». «Tiene un enorme superávit con Estados Unidos. Lo que hizo Trump fue limitar las exportaciones del gigante asiático a su país con aranceles para bajarles la competitividad», explicó.

«Ahora el Gobierno chino eligió devaluar. Esto lo que genera es la idea de que la guerra no terminó y eso impacta a nivel global. El miedo, en concreto, es que se desacelere el crecimiento chino y que eso implique menos demanda de commodities (petróleo, soja, entre otros), ya que es uno de los principales importadores mundiales», apuntó Castiglioni Cotter.

La analista financiera Ailín Do Pazo Glave, en tanto, invita a mirar el proceso de tensión comercial como una oportunidad para la Argentina. «Esta guerra comercial está beneficiando al país, que es naturalmente productor, y dada esa ‘guerra’ el mundo nos está firmando cualquier contrato, como el del Mercosur con la Unión Europea. Y eso sucede porque las principales economías se están cerrando», dijo.

«En este conflicto nosotros tenemos que ser estrategas sobre cómo podemos negociar y hacer buenos tratados. Es algo muy importante porque es la pata de la economía ‘real’ que no estamos viendo en esta coyuntura pero que sí la vamos a poder notar en el futuro», aseveró Do Pazo Glave.

El impacto en las variables financieras argentinas fue tal que el riesgo país creció 75 unidades hasta 904 puntos, su mayor nivel en dos meses. Los activos argentinos como acciones y bonos operaron toda la jornada en retroceso.

«No me parece que sea pasajero lo de este lunes. Veremos el tipo de cambio flotar hacia arriba. Por su parte, las tasas de interés ya venían subiendo marginalmente. Habrá que ver cómo continúan en los próximos días el riesgo país y la bolsa, pero lo veo más ligado a lo que pasa afuera que a cuestiones internas. No hay nada nuevo en nuestro mercado que pueda haber generado este salto abrupto», consideró en diálogo con TN.com.ar Matías Carugati, economista jefe de Management&Fit.

El recalentamiento cambiario tiene lugar a pocos días de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). En los últimos 20 días el dólar aumentó 9,35%, es decir que ya recuperó casi toda la caída que había tenido durante los dos meses y medio de «veranito» financiero entre comienzos de mayo y mediados de julio.

Los analistas avizoran cómo actuará el Banco Central esta semana para evitar, incluso, una depreciación mayor en el peso. «Vamos a tener a un BCRA activo en la venta de contratos de dólar futuro para evitar un ‘empinamiento’ fuerte de la curva de futuros (es decir, una expectativa de una mayor devaluación en los próximos meses) y subiendo la tasa de las Leliq para sacar pesos de circulación y controlar el dólar contado», comentó ante la consulta de este medio el director de EcoGo, Federico Furiase.

De acuerdo a Do Pazo Glave, «lo importante es regular las cuestiones macroeconómicas domésticas». «Como la Argentina está en una situación de desequilibrios, la tensión global impacta en los bonos, y no tanto en el tipo de cambio. El Banco Central tiene herramientas suficientes para actuar e intervino en el mercado de futuros, eso permitió que la presión no se vaya completamente al peso», concluyó.

Más allá de las sorpresas que puedan haber en el plano internacional, el mercado está atento al resultado de las elecciones primarias. La previsión inversora muestra una distancia de entre 3 y 5 puntos entre Alberto Fernández y Mauricio Macri, según comentaron distintas fuentes de la city y de consultoras económicas ante TN.com.ar.

Este es solo un escenario base. Si las PASO terminaran con un resultado por fuera de ese rango esperado, la reacción podría ser negativa o positiva hacia el peso y otros activos argentinos de acuerdo a cuál termine siendo la brecha definitiva entre los dos principales candidatos.

«Lo que suceda el lunes que viene en el mercado dependerá de las PASO. Si hay un mal resultado para el Gobierno podría volver la presión cambiaria. Yo creo que una mala votación sería que la oposición quede arriba de seis puntos contra Mauricio Macri o bien que se acerquen al 45% que te da la victoria en primera vuelta», opinó Furiase.

En ese sentido, Carugati aseguró que «está muy difícil ver una tendencia política clara». «El mercado compró la tesis de que habrá una diferencia pequeña a favor de Fernández y María Eugenia Vidal peleando en la Provincia de Buenos Aires. Cuanto menor diferencia, mejor será percibido por la city, mientras que más de cinco puntos porcentuales pareciera indescontable para Macri», sostuvo. El analista de Management&Fit arriesgó que si el Frente de Todos lograra un gran caudal de votos en las PASO «va a haber un sell-off (ventas masivas)».

  • https://tn.com.ar/economia/la-guerra-comercial-eeuu-y-china-pone-prueba-al-peso_983825

2019-08-06T11:57:40+00:00