La guerra silenciosa en un minuto: en Brasil, por la violencia muere más gente que en Siria o Irak

Nelson, El Corresponsal, recorrió calles y favelas para relatar en pocos segundos la crisis que sufre el país vecino. El Instituto de Seguridad Pública contabilizó 434 víctimas fatales en acciones policiales en Río de Janeiro en los tres primeros meses de este año.

La política de seguridad pública y el uso de francotiradores y de tiroteos desde helicópteros en Río de Janeiro dejó este año más de 430 muertos a manos de la policía en el estado más emblemático de Brasil. «6 personas mueren por día a manos de los agentes brasileños», indicó Nelson Castro, El Corresponsal de TN, que se adentró al corazón de la favela da Maré y tuvo la posibilidad de hablar con una banda de narcos que opera en la zona.

«El presidente Jair Bolsonaro empezó a implementar algunas de sus promesas de campaña. Una de ellas en enero fue la flexibilizar la compra de armas. Otra fue la permitir la portación y tenencia de armas a clubes deportivos, cazadores, camioneros, ruralistas, políticos y hasta periodistas», explicó Nelson. «En Brasil, la violencia mata más gente que en la guerra de Siria», remarcó.

Según el Instituto de Seguridad Pública, durante el primer trimestre del año 434 personas murieron en acciones policiales, un número 17,9 % superior al del mismo período de 2018. Al comienzo de este mes, 10 personas murieron en la «cidade maravilhosa» a manos de las autoridades, entre ellas, ocho jóvenes durante un mismo operativo que tuvo lugar el lunes en Maré, un complejo de favelas en Río azotado desde hace años por la violencia y el narcotráfico.

Ese operativo, que además de los muertos dejó heridos a un menor de edad y dos personas más, es objeto de fuertes cuestionamientos por parte de organizaciones defensoras de derechos humanos por la forma en la que procedieron las autoridades. Disparos desde un helicóptero y el presunto «enjuiciamiento» de los jóvenes muertos fueron denunciados por los habitantes que fueron testigos del episodio.

«Acá hay mucha violencia, principalmente con la policía. La situación está peor que hace un año y cada vez va aumentando más. Pienso que es por la forma con la que ellos quieren mandar y acá manda la gente», le dijo a Nelson un integrante de la banda narco que controla el tráfico de drogas en la zona al sur de Río de Janeiro.

De acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos del Legislativo regional, el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, viene defendiendo medidas para «abatir» criminales que son contrarias a los derechos humanos y a la propia Constitución brasileña. La comisión aseguró en un comunicado que la política de seguridad pública del actual gobernador de Río defiende «crímenes contra la humanidad, la pena de muerte y la tortura».

El estado más emblemático de Brasil afronta una grave crisis de seguridad que se desató tras los Juegos Olímpicos de 2016 y que alcanzó su máximo pico en 2017.

Ante el aumento de la violencia, el entonces presidente de Brasil, Michel Temer, decretó en febrero del año pasado una intervención federal en el área de seguridad de Río, que dejó en manos de las Fuerzas Armadas el control del orden público. La medida, suspendida en diciembre, se mostró ineficaz para reducir la violencia.

  • https://tn.com.ar/internacional/la-guerra-silenciosa-de-brasil-en-un-minuto-el-pais-donde-la-violencia-mata-mas-gente-que-en-siria-o_963854

2019-05-21T22:14:36+00:00