La interna que se desató entre verdes y celestes de Cambiemos por el protocolo de aborto no punible

Mauricio Macri sacará un decreto para anular la resolución, pero no le solicitará la renuncia a Rubinstein. El pedido de los gobernadores y el mensaje de WhatsApp.

Con Alberto Fernández a la espera de llegar a la Casa Rosada y con los diputados de vuelta al debate de leyes tras las elecciones, Mauricio Macri pensó que tendría una despedida tranquila del Gobierno, pero la publicación del Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) terminó con la paz que Juntos por el Cambio había logrado a pesar de la derrota contra el Frente de Todos.

La interna entre verdes y celestes, que pareció atenuarse este año, recrudeció con todo. Algunos referentes del Gobierno apoyaron la decisión de Adolfo Rubinstein de avanzar con la actualización del protocolo a través de una resolución publicada el miércoles en el Boletín Oficial, pero otros funcionarios exigieron la renuncia del secretario de Salud por su decisión unilateral.

Desde la publicación del protocolo de ILE en el Boletín pasaron menos de 48 horas, pero ese tiempo fue suficiente para que el Ejecutivo filtrara varias idas y vueltas sobre la marcha atrás o no del documento. Hasta el jueves por la tarde, según informó TN, todo quedaría en foja cero: el Gobierno publicaría un decreto para anular la resolución, pero Rubinstein seguiría en el cargo.

A menos de un mes de entregar el poder, el Gobierno no haría renunciar a uno de los suyos. Nadie, además, aceptaría asumir el cargo por solo tres semanas.

La decisión de Rubinstein, que su jefa, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, tildó de «inconsulta», de todas maneras fue apoyada por el exsenador Ernesto Sanz, uno de los fundadores de la coalición de gobierno, el diputado Martín Lousteau y varios miembros del panradicalismo.

«Los diputados de la UCR manifestamos nuestra solidaridad con el secretario Rubinstein, que a través de su decisión no hizo más que garantizar la aplicación de un derecho consagrado por la legislación nacional vigente desde 2007, con actualizaciones en 2010 y 2015, bajo criterios interpretativos constitucionales reconocidos por la Corte Suprema de Justicia en el ‘fallo FAL'», expresaron desde ese bloque.

Del otro lado, en cambio, el presidente del Senado, Federico Pinedo, tildó a Rubinstein de «irresponsable» por «ampliar las causales de aborto no punible» y por «limitar la objeción de conciencia médica» al «pasar por arriba de un debate de seis meses en el Congreso». Stanley, muy cercana al papa Francisco, adelantó que el viernes publicará un decreto para anular la resolución.

La ministra de Desarrollo Social además aseguró que el secretario de Salud, que depende de ella, se cortó solo con una «decisión inconsulta», pero TN reconstruyó cómo empezó todo: Rubinstein había planteado la necesidad de actualizar el protocolo, que ya figuraba en la web de la secretaría, de hecho lo quería publicar antes de las PASO, pero en el Gobierno le pidieron tiempo hasta después de las elecciones.

Las partes nunca más volvieron a hablar. El miércoles a la mañana, Rubinstein publicó la Resolución 3158/2019. Stanley se habría enterado de eso por los sitios de noticias. Macri, por WhatsApp. Palabras más, palabras menos, alguien le habría dicho al Presidente: «Si no das vuelta esto, nos vamos del Gobierno».

Aunque Rubinstein se hubiera cortado solo, un funcionario del Ejecutivo habría sabido, o tendría que haberlo sabido, lo que iría hacer el secretario de Salud. Pablo Clusellas, el secretario de Legal y Técnica, es el encargado de recibir todas las decisiones ministeriales antes de que se publiquen en el Boletín Oficial. Clusellas es amigo de Macri, por eso el Presidente lo eligió en 2015 para que le «cuidara la lapicera».

El secretario de Salud intentó con la actualización del documento dar una respuesta a los gobernadores que sí se habían adherido al protocolo de 2007: las provincias le pedían a Rubinstein mayor certidumbre para que no hubiera tantas a interpretaciones posibles. En el Gobierno ahora dicen que esa tarea quedará en manos del Gabinete de Alberto Fernández cuando asuma el 10 de diciembre.

  • https://tn.com.ar/politica/la-interna-entre-verdes-y-celestes-en-el-gobierno-que-se-desato-por-el-protocolo-de-aborto-no_1012352

2019-11-21T22:24:10+00:00