La nueva obsesión «espacial» de Donald Trump: pidió u$s1600 millones extra para viajar a la Luna y Marte

Con el aumento, el presupuesto de la NASA llegaría a 22.600 millones para 2020. El republicano quiere mandar astronautas al satélite natural y al planeta rojo en los próximos años.

La carrera por el espacio entre las principales potencias es un hecho. China, Estados Unidos y Rusia se sacan chispas por ver quién es el que puede obtener algún provecho de zonas desconocidas del universo y la Luna y Marte están en los planes. Tras ver cómo el gigante asiático puso un pie en el satélite natural de la Tierra, Donald Trump manifestó en las últimas horas su obsesión: quiere más plata para viajes espaciales.

El republicano le pidió al Congreso que sume 1600 millones de dólares más al presupuesto de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) para «volver a la Luna e ir a Marte».

La solicitud de incrementar los presupuestos sucedió dos meses después de que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunciara que reduciría a cuatro años el plazo de la NASA para poner a los astronautas en la Luna de nuevo.

«Bajo mi Administración vamos a restaurar la grandeza de la NASA y volveremos a la Luna, iremos a Marte. Estoy actualizando mi presupuesto para incluir 1.600 millones de dólares adicionales para que podamos regresar al espacio a lo grande», afirmó Trump en sus redes.

El incremento del gasto anunciado supone que la NASA tendrá 22.600 millones de dólares para 2020. La idea es destinar una gran parte de ese dinero en investigación y desarrollo de alunizajes mejores para evitar accidentes o complicaciones en las exploraciones que se realicen.

«Por orden del Presidente, la política oficial de esta administración y de Estados Unidos es hacer volver a los astronautas estadounidenses a la Luna en cinco años», había dicho Pence cuando iniciaron la nueva estrategia espacial.

La determinación de Trump y la confirmación del incremento para la NASA supone un fuerte trabajo para los próximos años. La idea oficial es que el regreso de un astronauta de los Estados Unidos a la Luna sea para 2028.

Jim Bridenstine, jefe de la organización de investigación espacial, dijo es muy probable que sea una mujer la próxima en caminar por el suelo lunar, que ningún humano pisó desde 1972.

  • https://tn.com.ar/internacional/la-nueva-obsesion-espacial-de-donald-trump-pidio-us1600-millones-mas-para-viajar-la-luna-y-marte_962120
2019-05-14T12:45:53+00:00