Tras la semana de furia del dólar, el Gobierno desmintió cambios en su política cambiaria

El dólar quedó a $5,50 del techo de la banda cambiaria. Desde Hacienda negaron que el Ejecutivo busque negociar cambios al acuerdo con el FMI para tener mayor margen de acción.

El dólar comenzará esta semana en la mitad de la banda de flotación, un lugar que no alcanzaba desde principios de octubre. Solo en la última semana la moneda estadounidense subió 9,7%. Y la distancia hasta alcanzar la línea superior es de otro 12%. En este contexto de fuerte incertidumbre, el Gobierno salió a negar que esté negociando con el FMI modificaciones al acuerdo que le permitan actuar de forma más efectiva para bajar la volatilidad.

La semana de furia llevó a la cotización mayorista del dólar desde los $41,90 del lunes pasado a $45,97 del viernes a última hora. La inestabilidad cambiaria, que además vino acompañada de una escalada del riesgo país por encima de los 1000 puntos y de ventas de bonos y acciones argentinas por parte de los inversores, encendió las luces de alerta en el Gobierno. Sucede que una presión sobre el peso también implicará un traslado a precios y una mayor inflación.

Mientras observa en las pantallas cómo el dólar se acomodó en la parte media de la banda cambiaria, las herramientas que tiene a mano el Gobierno para apaciguar la incertidumbre son pocas. El Ministerio de Hacienda vende u$s60 millones al mercado todos los días, una suma que los especialistas consideran como «insuficiente» para episodios de fuerte demanda de divisas. El BCRA, por su parte, solo puede esperar que el billete verde se escape de la zona de no intervención para poder volcar hasta u$s150 millones diarios.

En los últimos días surgieron distintas versiones de que el Gobierno iniciaría nuevas conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para modificar las condiciones del programa de asistencia y conseguir más variantes para intervenir. Entre esas medidas adicionales a negociar se mencionó una mayor discrecionalidad para que Hacienda venda dólares y la posibilidad de recomprar bonos para evitar que sigan bajando de precio.

Pero este domingo fuentes de Hacienda consultadas por TN.com.ar descartaron con firmeza que el Gobierno esté pensando en encarar cambios en su política cambiaria. «No se está negociando nada», dijeron cerca del ministro Nicolás Dujovne para clausurar las especulaciones.

Hace apenas dos semanas, no obstante, los funcionarios también negaban que las reuniones con los directivos del FMI en Washington tuvieran como objetivo modificar el marco de acción del acuerdo. Y apenas unos días después el Banco Central presentó cambios en la política monetaria, acordados con el organismo que lidera Christine Lagarde.

Entre ellos, congeló los valores del techo y piso de la banda cambiaria hasta fin de año ($51,44 y $39,75, respectivamente) y canceló la posibilidad de comprar divisas si el valor del dólar caía por debajo de la línea inferior de flotación hasta mitad de año. De esa forma, el BCRA ganaba algún margen de maniobra ante una eventual corrida contra el peso.

El Poder Ejecutivo reconoció en los últimos días que el contexto de volatilidad financiera continuará durante los próximos meses. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo este domingo en una entrevista con América que «hasta que pase la elección el país va a vivir un contexto de volatilidad». Y unos días antes, en diálogo con Ya Somos Grandes, admitió que «como Gobierno tenemos que prepararnos para tiempos de incertidumbre».

  • https://tn.com.ar/economia/tras-la-semana-de-furia-del-dolar-el-gobierno-desmintio-cambios-en-su-politica-cambiaria_958352

2019-04-29T13:24:56+00:00